jueves, 3 de marzo de 2011

Juan Antonio Suanzes.

Perteneciente a una familia de marinos, tras diversas prácticas militares estudió ingeniería naval. Formaban parte de su promoción Alfredo y Luis Guijarro, José Crespo y Nicolás Franco Bahamonde, hermano de Francisco Franco, entre otros.

Pasó a ingeniero supernumerario para ejercer en la Sociedad Española de Construcción Naval. Al poco fue nombrado director del Astillero y Factoría de Cartagena. En 1929 fue designado director de la Factoría del Ferrol, donde se construían los cruceros tipo Baleares y Canarias.

Pasó después a la empresa Boetticher y Navarro, lo que le valió la cárcel por una algarada obrera. Huyó de Madrid y se unió al Bando Nacional en Irún. En pleno conflicto, Franco le nombró ministro de Industria y Comercio, y en 1939 fue destinado al Consejo Ordenador de Construcciones Navales, como director de Construcciones e Industrias Navales Militares.

La obra cumbre de su vida fue la gestación y presidencia del Instituto Nacional de Industria (INI) en 1941 que, a través de fomentar la industria en sectores no desarrollado por la iniciativa privada, transformó la vida económica y técnica de España. Surgieron entonces importantes empresas como ENSIDESA, IBERIA, REPSOL, PESASO o SEAT. Una de las características más peculiares es la de la financiación extranjera que no superaba el 24% del capital total. Suanzes fue una persona siempre preocupada por la soberanía económica de España.

Ocupó numeroso cargos honoríficos en la última etapa de su vida: Inspector del Cuerpo de Ingenieros Navales de la Armada, procurador de Cortes, presidente de la Escuela de Organización Industrial. Culminó su trayectoria con el título de marqués de Suanzes que le otorgó Franco en 1963, La Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio.