sábado, 21 de septiembre de 2013

Blas Pérez González

Blas Pérez González, nacido en Santa Cruz de La Palma (Islas Canarias), el 13 de agosto de 1898; Fallecido en Madrid el 7 de febrero de 1978 fue un abogado, jurista y catedrático de universidad, Ministro de la Gobernación entre 1942 y 1957.

Cursó los estudios de Bachillerato en los institutos de La Laguna y Barcelona, y la carrera de derecho en la Universidad Central de Madrid, consiguiendo el premio extraordinario fin de carrera y donde realizó también el doctorado. Posteriormente ingresó en el Cuerpo Jurídico Militar, donde fue General Auditor del Aire.

En 1927 obtuvo por oposición la cátedra de derecho civil de la Universidad de Barcelona, llegando a ser decano de la Facultad de Derecho, cargo del que fue depuesto al declararse la II República por su ideología conservadora.

Cuando se produjo el levantamiento del Ejército en 1936 se encontraba en Barcelona, fue detenido el 27 de septiembre y se le condenó a muerte, pena de la que pudo librarse gracias a las gestiones realizadas por algunos de sus amigos de la FAI (posiblemente franquistas infiltrados). Luego se ocultó durante 9 meses, hasta que pudo escapar a la zona nacionalista.

Se afilió a la Falange Española antes de su unificación en el Movimiento Nacional, pero antes de la sublevación militar no había ocupado cargo ni pertenecido a partido político alguno. El 20 de mayo de 1937 es destinado a la asesoría jurídica del Cuartel General en Salamanca y Burgos y, más tarde, al Tribunal Supremo, donde fue fiscal, y presidente a partir del 10 de noviembre de 1938. Ocupó también durante esta época el cargo de delegado nacional de Justicia y Derecho de la F.E.T. y de las J.O.N.S. y fue miembro de la Junta Política de la Falange.

Entre el 3 de septiembre de 1942 y el 25 de febrero de 1957 fue Ministro de la Gobernación. Durante su mandato se aprobó la Ley del Suelo de España. Con esta legislación innovadora planteaba una geografía voluntaria de la descentralización urbana y el equilibrio territorial, asentada sobre el control de los movimientos de población y de la localización industrial.

Tras su cese como Ministro fue Procurador en Cortes por designación directa de Franco.

Perteneció a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y fue presidente del Consejo de Redacción de la Revista de Derecho Privado, y fue consejero togado del Consejo Supremo de Justicia Militar y presidente del Consejo de Codificación de Derecho Privado y del Código de Jurisdicción del Aire; y también fue consejero del Patronato de la Fundación Juan March, así como presidente de Nora Ibérica, S.A., y vocal en los consejos de administración de Lepanto, S.A., Compañía Trasmediterránea, Compañía de Seguros Generales o La Auxiliar de la Construcción, S.A. entre otros.

Le fueron concedidas las siguientes condecoraciones: Gran Cruz del Mérito Militar, Gran Cruz del Mérito Naval, Gran Cruz de la Orden Civil de la Beneficencia, Gran Cruz de la Hospitalaria Orden de San Lázaro de Jerusalén, Cruz Meritísima de San Raimundo de Peñafort, la Orden de Isabel la Católica y la Medalla de Oro de Segovia.


Fue uno de los treinta y cinco altos cargos del franquismo imputado por la Audiencia Nacional en el sumario instruido por Baltasar Garzón, por los delitos de detención ilegal y crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra civil española y en los primeros años del régimen, y que no fueron procesados al comprobarse su fallecimiento. 

Blas Pérez González escribió los siguientes libros:

El método jurídico.
El requisito de la viabilidad.
Rescinsión de Institución.
Discursos Políticos.
La obra de Prieto Bonforte.
La extensión del derecho real de hipoteca.

Con motivo del Día del Caudillo, el 1 de octubre del 1954 se concedía la Medalla de Oro de la Juventud al arzobispo de Santiago, Fernando Quiroga Palacios y a los destacados falangistas José Antonio Girón, Blas Pérez González y Emilio Rodríguez Tarduchy.

Fuente: Wikipedia.
Atrás.