miércoles, 12 de diciembre de 2012

El primer estatuto de Cataluña.

El 9 de septiembre de 1932, las Cortes aprueban un texto que, apoyado por Azaña, declara la región catalana autónoma dentro del Estado español y establece el catalán como lengua oficial que el castellano.

La caída de Primo de Rivera y la llegada de la Segunda República abren el camino para que se cumplan las aspiraciones de los nacionalistas catalanes, que tanto habían ansiado durante el reinado de Alfonso XIII.

El Estatuto será realidad gracias a la Generalidad, Manuel Azaña y Lluís Companys. 

Serán 46 miembros de una comisión, elegidos por una asamblea de representantes de los ayuntamientos catalanes, los que, procederán a la redacción del nuevo estatuto en la localidad gerundense de Nuria.

Será el 19 de junio de 1931 cuando se finaliza la redacción del citado texto, el cual, será refrendado en consulta publica con un 99%.

El siguiente paso fue enviarlo a las Cortes Generales, donde intelectuales y políticos causaron más de algún problema a las aspiraciones nacionalistas. Cuatro meses de espera, de discusiones y debates.

El fracasado golpe de Estado del General Sanjurjo provocará que, el 9 de septiembre de 1932, aquellos que resueltamente se habían opuesto, opten por su aprobación.

Definido como "diferente del anteproyecto de Nuria", el nuevo Estatuto establecía a Cataluña como región autonómica dentro del Estado Español, con el catalán como lengua cooficial, con competencias exclusivas del Estado y de la Generalidad.

Los más radicales consideraron que el Estatuto se quedaba corto en materia de educación y finanzas.

Lo cierto es que el Estatuto será breve, prolongándose su existencia hasta 1934, momento en que la Revolución que tiene lugar, Companys se enfrenta al Gobierno de la República y proclama a Cataluña como "l'Estat Català de la República Federal Espanyola".

Dicha declaración provocará la proclamación del Estado de Guerra, solventada rápidamente por el ejército que hubo de enfrentarse a 400 milicianos de la Alianza Obrera, con número similar de militantes del PSOE. 

Companys será detenido tras su rendición. El Estatuto es suspendido temporalmente. El paréntesis dura hasta que en febrero de 1936, tras las elecciones que gana el frente Popular, momento en el que recupera todas sus funciones.

Fuente: El primer Estatuto de Cataluña de Raquel Villaécija y Wikipedia.