viernes, 11 de marzo de 2011

Clara Campoamor.


Política española, pionera de la militancia feminista (Madrid, 1888 - Lausana, 1972). Procedente de una familia modesta, estudió la carrera de Derecho al mismo tiempo que trabajaba, y se licenció en la Universidad de Madrid en 1924.

Con el advenimiento de la Segunda República (1931), obtuvo un escaño de diputada por Madrid en las listas del Partido Radical. Formó parte de la Comisión constitucional, destacando en la discusión que condujo a aprobar el artículo 36, que reconocía por vez primera el derecho de voto a las mujeres.

Los gobiernos de la República le confiaron otros cargos de responsabilidad, como la vicepresidencia de la Comisión de Trabajo, la dirección general de Beneficencia, la participación en la comisión que preparó la reforma del Código Civil o la presencia en la delegación española ante la Sociedad de Naciones. También fundó una organización llamada Unión Republicana Femenina.

No consiguió renovar su acta de diputada en las elecciones de 1933. Y al iniciarse la Guerra Civil decide exiliarse; Regresó a España, pero al pertenecer a una logia masónica hubo de abandonar de nuevo España, de manera que permaneció exiliada, primero en Argentina, y, desde 1955 hasta su muerte, en Suiza.

Clara Campoamor fue una gran valedora de la igualdad de derechos de la mujer, en cuya defensa publicó numerosos escritos (como El derecho femenino en España de 1936, o La situación jurídica de la mujer española de 1938). Fue la liberal- conservadora que siempre defendió el voto femenino. 


2 comentarios:

Serk1492 dijo...

No me gusta nada, y menos aún después de leer que perteneció a la masonería. Sin embargo, sí he de reconocer que hizo un buen trabajo en su lucha de los derechos de la mujer.

PD. Estupenda la nueva apariencia del blog ;)

Adry dijo...

Gracias de antemano por la nueva apariencia.

En cuanto a este artículo he de comentar que, si se ha publicado (incluso después de la controversia en la redacción), ha sido, simple y llanamente, por documentar los precedentes de la Guerra Civil (Voto femenino) y los derechos que ésta consiguió siendo liberal- conservadora, por delante de socialistas y pensadores de izquierdas.