jueves, 14 de octubre de 2010

Leire Pajín y sus antepasados Franquistas.


Los abuelos paternos de Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, eran los jefes del Movimiento Nacional en Sabero (León). Ella, Aurelia Echevarría, era la jefa de la Sección Femenina de la Falange leonesa y ejercía su labor en la zona minera del municipio en el que residía el matrimonio. Él, Teófilo Pascual Pajín Tejerina, llegó incluso a recibir un premio de los Sindicatos Verticales franquistas en reconocimiento de su importante labor como administrativo de una mina. Durante la Guerra Civil española combatió como falangista voluntario en la Segunda Bandera de Falange, adscrita a la octava división franquista. Una unidad militar que luchó en los frentes de León y de Asturias contra el ejército frentepopulista.
Señoritos

Hay quien también aclara a este periódico que “más que por convicción, el abuelo de Leire fue falangista porque laboralmente le venía muy bien”. Y es que Teófilo Pascual, que en la actualidad tiene 92 años, trabajó durante 43 como administrativo de la mina de Sabero. "Quienes ocupaban este puesto eran muy volátiles y acostumbraban a bailar al son de sus amos", explican las mismas fuentes locales.

Hulleras de Sabero y Anexas SA fue la empresa que gestionó la explotación de la mina hasta su cierre en diciembre de 1991. Su propietario entonces era Antonio del Valle Menéndez.

Coinciden los habitantes de este municipio y del vecino pueblo de Cistierna, situado a escasos siete kilómetros, que “Pascual tenía fama de señorito”. “Los Pajín eran de la florecilla del pueblo. Pertenecían a los de la corbata”. Así era como llamaban a “la clase media de Sabero, formada por profesionales a los que se les exigía ir vestidos con traje de chaqueta”.

Prueba de la aceptación del régimen por Teófilo Pascual Pajín, cuando menos en la parte laboral, es que el Sindicato Vertical le otorgó en julio de 1972 el diploma al trabajo “Sanz Orrio”, distinción que, como él, recibió José Gallego Aracil.

Fermín Sanz-Orrio y Sanz fue ministro de Trabajo durante el régimen de Franco de 1957 a 1962. Bajo su mandato creó la Dirección General de Empleo, que confió a Wenceslao Fernández de la Vega Lombán, padre de la ex- vicepresidenta Fernández de la Vega.

Fuentes locales aseguran que la actividad sindical del abuelo de Leire Pajín no se limitó a su trabajo en la administración de la mina, sino que fue vocal de la Sección Local, vocal nacional de la Sección Social, representante obrero en el Consejo de Administración, jurado de empresa, miembro del primer Consejo Nacional de Trabajadores y presidente del Sindicato Local del Combustible.

Nueva estirpe

En León causa sorpresa que “de esta familia de derechas haya surgido una nueva estirpe tan de izquierdas, que no tenga ningún respeto a la oposición”. Cabe destacar que el padre de Leire, José María Pajín, es un histórico dirigente del socialismo alicantino.

Pese a ello, en Sabero es un secreto a voces que Chema Pajín militó en la Organización Juvenil Española (OJE), que estaba constituida por los auténticos cachorros del régimen de Franco. Según ha podido saber LA GACETA a través de antiguos militantes de la OJE leonesa, “Chema Pajín presumía delante de sus camaradas de poseer su carné de afiliación plastificado en cuanto a que sus compañeros lo tenían de cartón”. [...]