martes, 24 de agosto de 2010

Cierre de la Verja.

Como resultado de las decisiones tomadas en Consejo de Ministros, presidido por el Jefe del Estado, Francisco Franco, el gobierno español decide adoptar una serie de medidas en torno a Gibraltar, entre las que se incluyeron el cierre total de las comunicaciones terrestres entre España y la colonia británica.

Una orden de la Presidencia del Gobierno dispuso que un lunes 9 de junio de 1969, el puesto de policía y control de la Línea de la Concepción quedase cerrado al tránsito de toda persona, sea cual fuere su nacionalidad o la documentación que presentare.

El cierre de la verja, produjo un éxodo de la población linense a lo largo y ancho del territorio Nacional.

El Estado español, ante tal decisión, adoptó medidas protectoras de los trabajadores españoles en la colonia británica, garantizando la percepción íntegra de los haberes que venían recibiendo antes del cierre de la frontera. 

Medidas adoptadas a partir de la aprobación de una constitución que concedía más autonomía a la colonia por parte de Gran Bretaña. Un desafío a las resoluciones de las Naciones Unidas y una flagrante violación del Tratado de Utrecht. Una obligación del gobierno para la defensa de sus derechos e intereses sobre el peñón. 

El cierre de la frontera marcó la historia de las relaciones con los vecinos del Peñón. Una decisión que contribuyó al establecimiento y fortalecimiento de la identidad llanita. Asimismo se vieron sin trabajo en cuestión de horas, cerca de 5000 personas que en su mayor parte fueron reubicadas en otras regiones españolas.

Para cumplir la obligación contraída con los españoles, el Gobierno encaró las costas de la bahía de Algeciras hacia la industrialización. Seguramente de no haber pasado este triste suceso al que España se vio abocada por la injerencia británica, la bahía hubiera tenido un desarrollo turístico. 

Una decisión que le costó a la Línea de la Concepción y alrededores a perder cerca de 30.000 habitantes. No obstante, se construyeron miles de viviendas sociales, la Casa del Mar, el museo, centros de enseñanza, instalaciones deportivas, el Burgo Turístico... Además, llegó la industria y se inauguró el actual hospital, que durante años ha ofrecido un gran servicio con grandes profesionales.

Actualmente el conflicto no se ha solucionado y la implicación de los que están a uno y otro lado de la verja es total, pasando desapercibido al resto de los ciudadanos españoles. La historia se encargará de devolver a España un territorio que le fue arrebatado.


Nota: Según lo expresado por el Diario ABC, en esta web no se publican datos con fin lucrativo o comercial.