sábado, 31 de julio de 2010

¿Qué fueron las Checas?

Las checas fueron centros de detención, tortura y asesinato, puestos en marcha por el Frente Popular. Los responsables de estos centros eran miembros de la seguridad del Estado, vinculados al gobierno y a partidos políticos y sindicatos de la coalición de izquierdas. Las checas fueron una institución de inspiración soviética.

Puerta de Alcalá en Madrid mostrando la influencia soviética del gobierno del Frente Popular.
La siniestra GPU (Gosudarstvennoe Politicheskoe Upravlenie o "Directorio Político del Estado") fue la encargada de asesorar el gobierno del Frente Popular en la instauración de un aparato represivo, ideado por Indalecio Prieto, que cristalizó en el SIM (Servicio de Inteligencia Militar) a cuyo frente se encontraba el asesino Loreto Apellániz García. Dependían de sindicatos y partidos de izquierda, así como de diversas instituciones del Estado. Sus actividades se realizaron con pleno conocimiento, y reconocimiento, de las autoridades del Frente Popular.

En las checas se practicaban torturas psíquicas y físicas, que con frecuencia desembocaban en la muerte, dada su extrema crueldad. Las checas tenían también potestad para incautarse los bienes de sus víctimas, de manera que muchos de los asesinatos tuvieron el móvil del robo.

Sus víctimas fueron hombres y mujeres, religiosos y laicos, personas sin relevancia política y adversarios políticos de dirigentes de la izquierda.

Las más conocidas fueron las de Madrid y Valencia, aunque existían en otras ciudades como Barcelona. Estuvieron situadas en Bellas Artes o Checa del Cuartel de Espartaco sita. en la Comandancia de la Guardia Nacional Republicana, donde 53 Guardias Civiles fueron asesinados.