viernes, 12 de febrero de 2010

Los XXI puntos por los cuales España no debe ir a la guerra.


El 23 de Octubre de 1940 el Jefe del Estado Español Francisco Franco y el Führer-Canciller del Reich Adolf Hitler se reunieron en Hendaya, en la frontera hispano-francesa. Tras esta reunión el único resultado fue un documento conjunto redactado por los ministros de exteriores de ambos países, acordando el compromiso de España con la causa del Reich y prometía entrar en la guerra cuando España lo estimase oportuno.

A los pocos días el embajador alemán en Madrid, Von Stohrer, comunicó Serrano Suñer por aquel entonces ministro de exteriores, el deseo del Führer de reunirse con él, en el Berchtesgarden, donde Hitler se retiraba a obtener calma para reflexionar sobre la marcha del Reich y la Guerra.

Serrano Suñer aceptó la proposición del Führer pero después quiso que se convocase un Consejo de Ministros extraordinario para recavar opiniones sobre la postura que debería mantener antes de la reunión programada para el 18 de Noviembre de 1940. El Consejo fue presidido por Franco y acudieron los Generales Vigón y Varela, el Almirante Moreno y el Capitán de Navío González Aller.

Serrano Suñer en la entrevista con Hitler.
La conclusión fue que España no podía ni debía tomar parte en la guerra. Durante toda la reunión el Almirante Moreno estuvo exponiendo los problemas, sobre todo navales y económicas, que implicaba la entrada en la Guerra.

El origen de su posición se remonta días antes, concretamente al 10 de noviembre de 1940. El Almirante Moreno estaba preocupado por los acontecimientos y llamó al por aquel entonces Capitán de Fragata y Jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada, Luis Carrero Blanco. Se reunieron esa misma noche para dar un paseo por Madrid para charlar.

Sin rodeos, el Almirante Moreno le informó de los acontecimientos, de las presiones alemanas y que en unos días había convocado un Consejo de Ministros extraordinario para tratar la futura reunión de Serrano Suñer con Adolf Hitler.

Estuvieron comentando los pros y contras de la entrada española y el Almirante Moreno solicitó a Carrero Blanco que redactara un documento con ellos para ser tratado en el Consejo.

Carrero Blanco lo redactó esa misma noche y se lo entregó al día siguiente, el Almirante Moreno lo aprobó y le solicitó que lo acompañara a la reunión, pero no pudo participar en la misma.

Franco quedó bastante impresionado con el documento y preguntó al Almirante Moreno quien era su autor, a lo que contestó “Mi jefe de Operaciones, el Capitán de Fragata Carrero Blanco”. El día 6 de Mayo de 1941 Franco nombró a Carrero Blanco subsecretario de la Presidencia del Gobierno iniciando así una estrecha relación con el Caudillo que terminó el 20 de diciembre de 1973, tras fallecer victima de un atentado realizado por la banda terrorista ETA.


En esta web les ofrecemos ese texto, que pueden consultar aquí. También se puede visitar en la hemeroteca.

Un cordial saludo.